Nuestro objetivo

Sostenibilidad

Nuestro objetivo es sencillo: crear ropa interior que contenga un máximo de fibras recicladas o biodegradables en los vertederos en menos de 5 años.

Fuentes como The United Nations Environment Programme (UNEP), Environmental Protection Agency (EPA) y The Ellen Macarthur Foundation calculan que de 100.000 millones de prendas producidas cada año, 92 millones de toneladas acaban en el vertedero, lo que equivale a un camión de basura lleno de ropa cada segundo. El crecimiento del «fast fashion» significa que la prenda media se usa entre tan solo 7 y 10 veces antes de ser tirada, y entre el 60 y el 70% de toda la ropa hoy en día se fabrica con fibras sintéticas como el nailon, el acrílico y el poliéster.

 

Dado que estas fibras tardan entre 50 y más de 200 años en descomponerse – dejando atrás microplásticos contaminantes – en un futuro no muy lejano nos quedaremos sin espacio.

 

Una solución sería dejar de comprar y tirar tanta ropa. Sin embargo, los consumidores se han acostumbrado tanto a cambiar de armario con las estaciones que un esfuerzo generalizado en este sentido resulta poco realista. La otra opción, entonces, es producir ropa con fibras naturales, fibras recicladas para reutilizar materiales en vez de enviarlos al vertedero, o fibras sintéticas con un tiempo de descomposición mucho más corto y menos dañino: materiales que se biodegraden en materia orgánica y se elimine del planeta en 5 años.

Alcanzar este objetivo, sin embargo, no lo es. Los tejidos que se utilizan generalmente en lencería – como el encaje y el tul – suelen estar hechos con la fibra sintética nailon y una característica clave de la ropa interior es su elasticidad, proporcionada por otra fibra sintética, elastano. Aunque se producen cada vez más tejidos con fibras recicladas o biodegradables, estas casi siempre se combinan con fibras sintéticas no-recicladas o no-biodegradables en el proceso de fabricación. Luciela es una marca pequeña, sin medios para financiar el desarrollo de nuevos tejidos ecológicos, lo que significa que ahora mismo sólo podemos utilizar lo que ya está disponible. Y aunque las innovaciones en la industria textil están ganando terreno, aún estamos lejos de alcanzar este objetivo.

Existen algunas fibras sintéticas que se han desarrollado con las mismas propiedades que el nailon o el elastano, pero con un proceso de biodegradación en vertedero más acelerado: menos de 5 años de descomposición en materia orgánica, sin dejar sustancias nocivas. Estas fibras ya se encuentran en nuestras prendas, pero la mayoría de las veces sólo representan un porcentaje de la composición total del tejido ya que se siguen combinando con el nailon o elastano normal. Sin embargo, con el foco ahora en la moda ecológica, esperamos ver más avances en esta área y cada vez más tejidos fabricados íntegramente con fibras biodegradables. Ver el apartado Materiales para más información.

Seguimos buscando alternativas naturales y/o biodegradables a las fibras sintéticas tradicionales y siempre intentamos mejorar la sostenibilidad de nuestros productos. Agradecemos cualquier consejo o sugerencia sobre innovaciones ecológicas en el sector textil, así que si tienes algo que compartir con nosotros, escríbenos a hello@luciela.eu. Nos encantaría saber de ti.

Abastecimiento

Desde que se concibió la marca, siempre ha sido nuestra intención crear lencería con el mayor cuidado y consideración hacia el planeta. Descubrimos rápidamente que conseguir materiales fabricados enteramente de fibras biodegradables o recicladas – y adecuados para la lencería – no es tarea fácil, debido a los motivos explicados en el apartado anterior, Nuestro objetivo.

Con eso en mente, nos pusimos manos a la obra para identificar proveedores europeos que están invirtiendo en la innovación textil y desarrollando materiales revolucionarios en el sector.

100%

Cada uno de los componentes de nuestras prendas – del hilo, a los tejidos, gomas y accesorios – ha sido cuidadosamente estudiado y seleccionado por su contenido biodegradable o reciclado.

Todos nuestros materiales se fabrican en Europa.

Siempre que veas este símbolo, significa que ese material o componente es 100% reciclado.

Siempre que veas este símbolo, significa que ese material o componente es 100% biodegradable.

>50%

Todos nuestros materiales – excepto dos – contienen un 50% o más de fibras recicladas o biodegradables.

Algunos de nuestros artículos contienen el primer elastano biodegradable del mundo con certificación Cradle-to-Cradle, que se biodegrada en CO2 y agua sin liberar sustancias nocivas.

También utilizamos el primer hilo de poliamida totalmente biodegradable que, una vez en el vertedero, se descompone por completo en materia orgánica (biomasa) y biogás, sin dejar sustancias nocivas.

Primera

Fuimos la primera marca en invertir en un nuevo ribete elástico fabricado en España con poliamida totalmente biodegradable.

OEKO-TEX

Todos los materiales que usamos en nuestras prendas tienen la certificación OEKO-TEX 100.

Todos nuestros estampados se realizan digitalmente, lo que consume mucha menos agua que el teñido.

Cada elemento de nuestros embalajes es natural y biodegradable sin excepción, y la mayoría son reciclados, reciclables y/o provienen de materiales con certificado FSC.

La composición de cada prenda se encuentra en la página de producto individual. Ver el apartado Materiales para un desglose completo del origen y la composición de cada uno de nuestros materiales – tanto para prendas como para embalaje – resultado de más de dos años de investigaciones.

De principio a fin

No basta con centrarse en la sostenibilidad de sólo nuestros productos, tenemos que pensar en todas las fases de la cadena de suministro. En Luciela no somos perfectos, pero hacemos todo lo que podemos para minimizar la huella ambiental de nuestra marca, desde la adquisición de materiales, pasando por la fabricación y el embalaje hasta el transporte.

No se puede abordar la sostenibilidad en el vacío.

No se puede abordar la sostenibilidad
ABASTECIMIENTO

Todos los materiales se fabrican y adquieren en Europa para reducir las emisiones de carbono del transporte. Lee el apartado Materiales para obtener más información.

MATERIALES
Todos nuestros materiales contienen fibras recicladas y/o biodegradables, y estamos trabajando para aumentar esta proporción.
FABRICACIÓN
Todos nuestros prototipos se crean en un pequeño taller en Madrid, y la producción de nuestras colecciones se realiza en España y Portugal.
ALOJAMIENTO WEB
Nuestra página web está alimentada con energía renovable.
DONACIONES
Por cada pedido se hace una donación de 1€ a Canopy, una organización que protege los bosques del mundo.
EMBALAJE
Las prendas se envían en embalaje reciclado, reciclable y compostable...
LOGÍSTICA
...y son entregadas por DHL, la primera empresa de logística que se ha comprometido a un objetivo de cero emisiones para 2050, con un 86% de su electricidad procedente de fuentes renovables en 2022. No obstante, estamos explorando opciones ecológicas alternativas para entregas dentro de las ciudades.

Canopy

Hoy en día es muy común que las empresas e-commerce se asocien con iniciativas de plantación de árboles, con la promesa de plantar un árbol por cada compra realizada en su sitio web. Sin embargo, es importante entender que no todos los árboles se plantan por igual, y que hay que distinguir entre reforestación y restauración forestal.

 

Aunque estas organizaciones seguramente tienen buenas intenciones, a menudo se centran en iniciativas de reforestación que, poco estudiadas y mal ejecutadas, pueden hacer más mal que bien; crear mono-bosques o bosques donde no debería haberlos – como en las sabanas – erosiona aún más la biodiversidad y puede tener un impacto devastador en la fauna. Por otro lado, la restauración forestal se refiere a los esfuerzos por conservar o devolver una región forestal a su estado histórico y natural. (Aquí os dejamos un excelente artículo sobre las ventajas e inconvenientes de las iniciativas de plantación de árboles en EcoEnclose.com.)

Teniendo en cuenta lo anterior, hemos decidido no unirnos a la brigada de plantación de árboles, sino hacer una donación de 1€ por pedido a Canopy, una organización medioambiental sin ánimo de lucro que trabaja para proteger los bosques antiguos y amenazados. Las fibras celulósicas artificiales como la viscosa, el rayón, el modal y el lyocell (Tencel) son totalmente biodegradables, pero derivan de la pasta de madera, para la que se talan más de 200 millones de árboles al año. La iniciativa CanopyStyle se asocia con líderes del sector de la moda para impulsar el desarrollo de tejidos y soluciones de embalaje de nueva generación, fabricados a partir de residuos textiles reciclados, residuos agrícolas y otros recursos no madereros con tecnologías circulares y regenerativas innovadoras.

Más información en
https://canopyplanet.org/

Sostenibilidad
X